América Latina y el Caribe y la Unión Europea: trabajar juntos también en la Educación

A finales del mes de enero, se celebró en Santiago de Chile el séptimo encuentro entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Unión Europea, ahora llamada Cumbre CELAC-UE, que ha supuesto otro importante paso adelante en la relación estratégica inaugurada en Río de Janeiro en 1999. Desde entonces, el diálogo político entre estas dos regiones en diversos ámbitos no ha hecho sino afianzarse, siempre con la mirada puesta también en el proceso de integración regional dentro de América Latina y Caribe, aún incipiente si lo comparamos con la unificación europea.

timthumb
De izquierda a derecha: Van Rompuy, presidente del Consejo de la UE; Sebastian Piñera, presidente de Chile; Barroso, presidente de la Comisión Europea. Imagen de la I Cumbre CELAC-UE

La UE ha sido, de hecho, una de las principales promotoras de la integración regional en América Latina y el Caribe (ALC). También es el principal cooperante en la Región; primer inversor directo y segundo socio comercial. La idea de establecer un diálogo permanente con la UE surgió en la Cumbre Iberoamericana celebrada en Chile en 1996. Una iniciativa que lanzó el Gobierno español, entonces dirigido por José María Aznar, y que fue posteriormente refrendada por las Instituciones europeas.

Las dos regiones, aliados clave, y naturales, si tenemos en cuenta los estrechos e históricos lazos políticos, económicos y culturales entre ambas, no han hecho sino afianzar desde finales de los noventa la cooperación bilateral, también profundizada dentro de cada una de las regiones, con acuerdos estratégicos entre la UE y, por ejemplo, América Central, el Caribe, Países Andinos, Mercosur, etc. En esta primera Cumbre CELAC-UE, la relación entre las dos regiones cobra especial importancia, ante los retos económicos y sociales que deben afrontar ya entrado el siglo XXI. Especialmente ante la crisis económica que azota al Continente europeo, donde cada día aparecen nuevos nubarrones (véase Chipre), y las dificultades para revitalizar nuestros motores de crecimiento, volver nuestra mirada al dinámico Continente Latinoamericano se presenta como vital.

La asociación estratégica ALC-UE ha venido abarcando distintos ámbitos de actuación:  asuntos políticos; económicos y comerciales; culturales, educativos y humanos. Entre las principales conclusiones de esta I Cumbre CELAC-UE destacar dos documentos imprescindibles: la Declaración de Santiago, y el Plan de Acción CELAC-UE 2013-2015, en el que, como principal novedad, se crea un diálogo birregional en materia de género, incluyendo esta perspectiva en la cooperación entre las dos regiones.

Otra de las principales novedades de este encuentro ha sido la incorporación del mundo académico al diálogo, celebrándose de forma paralela a la cumbre política una cumbre académica, que se suma a las ya tradicionales cumbre empresarial y foro de la sociedad civil. La primera Cumbre Académica CELAC-UE reunió a representantes de más de 300 instituciones académicas -universidades, institutos y centros de investigación- de América Latina, Caribe y UE, destacando este ámbito de colaboración con un pilar en las relaciones con la UE.

Comitiva académica integrada por el rector de la Universidad Central y presidente del Comité de Honor de la Primera Cumbre Académica CELAC- UE, Rafel Rosell; la secretaria general del Instituto de las Américas, Helene Harter; y el director ejecutivo del Celare, Héctor Casanueva, entregó este domingo la Declaración de Santiago a los ministros de Relaciones Exteriores reunidos en el marco de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la zona eurolatinoamericana. Fotografía tomada de la web http://www.cumbreacademica-alcue.cl
Comitiva académica integrada por el rector de la Universidad Central y presidente del Comité de Honor de la Primera Cumbre Académica CELAC- UE, Rafel Rosell; la secretaria general del Instituto de las Américas, Helene Harter; y el director ejecutivo del Celare, Héctor Casanueva, entregó este domingo la Declaración de Santiago a los ministros de Relaciones Exteriores reunidos en el marco de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la zona eurolatinoamericana. Fotografía tomada de la web http://www.cumbreacademica-alcue.cl

Fruto de este encuentro académico, surgió la “Declaración de Santiago sobre cooperación universitaria en educación superior, ciencia, tecnología e innovación”, un documento que fue entregado a los Jefes de Estado y de Gobierno reunidos en la cumbre, en total  61 países. Esta Declaración propone crear un sistema de acreditación de la educación superior común para toda la Región, y que cuente con parámetros e  indicadores de calidad y excelencia en investigación, formación e internacionalización. Un proceso de “Bolonia” para América Latina y Caribe, que busca estrechar la cooperación en este ámbito dentro de la región y con la UE: con el  establecimiento de acreditaciones, homologaciones y reconocimientos de títulos y grados; impulsando y facilitando la movilidad y los intercambios para estudiantes, académicos y entre universidades; estrechando lazos en la cooperación científica y tecnológica; y fortaleciendo, entre otros aspectos, la relación entre universidad y empresa.

Gran noticia, sin duda, que la idea de “trabajar juntos” en el ámbito educativo y académico haya alcanzado la notoriedad que se merece en esta I Cumbre ALC-UE. La cooperación en el área de la educación, así como los programas de intercambio estudiantil y las oportunidades de formación dentro de todo el espacio de la UE han sido una de las principales “historias de éxito” del proceso de la integración europea. No podían ser menos en la asociación y diálogo entre los países de América Latina y el Caribe, y de estos en su conjunto con la UE.

Enlaces de interés sobre la I Cumbre CELAC-UE: 

Ministerio de Asuntos Exteriores de Chile

Servicio Europeo de Acción Exterior. Relaciones de la UE con América Latina y el Caribe.

Centro Latinoamericano para las Relaciones con Europa – CELARE

“Desafíos para la relación estratégica Celac-UE”. Columna de opinión de Héctor Casanueva, director ejecutivo de CELARE. (Diario La Tercera, Chile).

Cumbre Académica CELAC-UE 2013

Anuncios

One thought on “América Latina y el Caribe y la Unión Europea: trabajar juntos también en la Educación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s