Viaje a la capital de Europa

De vuelta de Bruselas. Cuando camino por las calles ya no veo las doce estrellas de la bandera europea dibujadas en las aceras. Ya no diviso la bandera europea ondeando por todos sitios. Ya no hay instituciones y organismos de la UE allá por donde camine, allá donde mire. Ya no respiro Unión Europea. De nuevo calor sofocante, húmedo. Murcia me da su calurosa y particular bienvenida. Llego con la maleta cargada de recuerdos, de buenos momentos, de mucha información, que mi cabeza sigue procesando.

Fotografía de grupo en uno de los edificios de la Comisión Europea. Imagen cortesía de Jorge Juan Morante.

Han sido tres días estupendos los que nos ha brindado la Comisión Europea a los ganadores del II Concurso de blogs Espacio Europa 2010. Una visita a la capital de Europa que compartimos junto a los ganadores de la consulta pública UE2020 en Tuenti y del concurso de fotografía en Facebook. La oportunidad era única, no sólo por la posibilidad de conocer por dentro el funcionamiento de las instituciones de la UE, sino porque además el viaje era una ocasión perfecta para poner en contacto a personas interesadas en los temas europeos y activas en internet. Para muchos ha sido una desvirtualización, pues no habíamos tenido la oportunidad de conocernos en persona. Durante estos días hemos sido, ante todo, un grupo de amigos. Éste es el mejor recuerdo que me llevo: gente estupenda con la que espero volver a coincidir.

El programa era intenso. Visita al Parlamento Europeo; charlas variadas sobre temas digitales y de comunicación, sobre el Tratado de Lisboa y sobre el servicio audiovisual de la Comisión; visita al edificio Berlaymont (sede de la Comisión); paseo por los estudios de televisión y radio; rueda de prensa (sobre un acuerdo con las tabacaleras para frenar el contrabando de tabaco); entrega de diplomas y fotografía de grupo en la puerta del Berlaymont… Aunque, eso sí, nos quedó tiempo para pasar una tarde distendida visitando Bruselas, pasear por sus calles, visitar algunos de sus monumentos y comprar algún souvenir.

Sede del Parlamento Europeo en Bruselas. Fotografía: Jorge J. Morante

Para los que divisamos el funcionamiento de las instituciones europeas desde la distancia, caminar entre bastidores es un auténtico privilegio. Todos los funcionarios que nos atendieron nos trataron de forma exquisita, nos enseñaron todo, contestaron todas nuestras preguntas. Me queda la sensación de que tenemos una arquitectura sana, compuesta por grandes profesionales y buenas personas. Otra sensación: hay ganas de innovar, de usar todas las herramientas que ofrece la red para seguir construyendo Europa. Allí estábamos, sin ir más lejos, un grupo de bloggers y de usuarios de Tuenti y Facebook.

Sólo me queda dar las gracias a la Representación de la Comisión Europea en España, en especial a Alberto Mélida, encargado de acompañarnos en el viaje. Hemos pasado unos días inolvidables.

Aquí os dejo algunas de las fotos de la entrega de diplomas y la fotografía del grupo en el puerta del edificio de la Comisión Europea. Podéis ver el resto en el Servicio Audiovisual de la Comisión.

Anuncios