Euroscola 2013 y el Año Europeo de los Ciudadanos

El 26 de febrero, arrancó la XIX edición del concurso Euroscola, una iniciativa organizada por el Parlamento Europeo para tratar de acercar Europa a los  jóvenes de entre 15 y 18 años. Mediante un juego online, integrado por distintas fases, equipos de hasta 10 alumnos de ESO, Bachillerato o FP de Grado Medio, acompañados por un tutor/profesor, tienen que demostrar sus conocimientos sobre la Unión Europea; todo ello, mientras se fomenta el uso de las nuevas tecnologías como herramientas educativas, así como el aprendizaje de idiomas.

bannereuroscola

En cada edición de Euroscola se trabajan temas concretos relacionados con las políticas comunitarias y, en concreto, el tema central de la competición suele coincidir con el Año Europeo de turno. Así, mientras la edición de 2012 estuvo centrada en el objetivo de estrechar lazos entre distintas generaciones de europeos, en paralelo a la celebración del Año Europeo del Envejecimiento Activo y el Diálogo Intergeneracional; la edición de 2013 atenderá al Año Europeo de los Ciudadanos, por lo que en Euroscola se trabajará muy especialmente para que los jóvenes conozcan y sean conscientes de sus derechos como ciudadanos de la Unión, promoviendo de este modo una ciudadanía europea más activa, aspecto vital en el proceso de construcción europea.

Este Año Europeo 2013 coincide con el veinte aniversario de la creación de la ciudadanía de la Unión en el Tratado de Maastricht. Los derechos de ciudadanía europea, en cierta medida desconocidos por muchos ciudadanos de la UE, implican el derecho a trasladarse y circular libremente por cualquier Estado miembro; poder votar y  ser elegido en los comicios europeos y locales en el país de residencia; la protección diplomática y consular fuera de la UE; el acceso a los documentos de las instituciones europeas; o la posibilidad de dirigir peticiones al Parlamento europeo y recabar la protección del Defensor del Pueblo Europeo en caso de una mala administración por parte de una institución comunitaria.

Los equipos que mejor trabajen sobre estos temas, obtendrán como premio una visita a la sede de la Eurocámara en Estrasburgo:  podrán sentirse “eurodiputados por un día“, participando en una jornada de simulación del trabajo desarrollado en nuestra Cámara transnacional, junto a los eurodiputados y  jóvenes de todos los países de la UE.

El concurso Euroscola es, sin lugar a dudas, un gran exponente del esfuerzo por acercar la Unión Europea a los jóvenes, que deben jugar un papel vital en el desarrollo y futuro del proyecto europeo. Avanzar en una educación con mayores componentes de dimensión europea es un valor añadido, y será clave para fomentar una ciudadanía europea activa, consciente de nuestros retos, éxitos, y, por qué no, también fracasos. Lo importante es que las generaciones más jóvenes, aquellas que han nacido y crecido bajo el paraguas de la unidad europea, comprendan este proyecto común, y sean parte de él, de forma crítica, constructiva, informada, solidaria…. Con iniciativas como Euroscola estamos sembrando futuro.

Todos lo que necesitas saber para participar en Euroscola 2013 lo puedes encontrar en estos enlaces: 

Web oficial en Español: http://www.euro-scola.com/index.php

Oficina del Parlamento Europeo en España: http://www.europarl.es/www.europarl.es/view/es/index.html

Web del Programa Euroscola del Parlamento Europeo: http://www.europarl.europa.eu/euroscola/view/en/index.html

Facebook: https://www.facebook.com/pages/Euroscola-ES/232736996786792

Twiter: https://twitter.com/Euroscola2013

Eurodiputados por un día: arranca Euroscola 2012

“Eurodiputados por un día”. Una experiencia única fue la que vivieron los alumnos de los equipos ganadores de la pasada edición de Euroscola, un concurso convocado por la Oficina del Parlamento Europeo en España y dirigido a jóvenes de entre 15 y 18 años que cursen la ESO, Bachillerato o FP de Grado Medio. En Euroscola, la competición se desarrolla en equipos de hasta diez alumnos acompañados por un tutor/profesor y a través de un juego on line que cuenta con varias fases. Los ganadores visitaron la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo, para participar allí, sentados en los escaños de los eurodiputados, en una jornada de simulación del trabajo desarrollado en la Cámara europea.

Si en 2011 el tema central del concurso giró en torno al “Año Europeo del Voluntariado”, en este 2012, y coincidiendo con el 25 aniversario del exitoso programa Erasmus, se trabajarán las ventajas de las oportunidades de intercambio para docentes y alumnos dentro de los programas educativos europeos, así como el objetivo de impulsar el aprendizaje a lo largo de toda la vida y la necesidad de estrechar lazos y entendimiento entre generaciones, en paralelo a la celebración del Año Europeo 2012, sobre el envejecimiento activo y el diálogo intergeneracional.

Euroscola y la Dimensión Europea de la Educación

He escrito alguna vez en este mismo blog que todos los esfuerzos para impulsar una Dimensión Europea de la Educación están dirigidos, en buena parte, a construir un sentimiento de  identidad europea y a dar sentido al ejercicio de una ciudadanía europea activa. La desconexión de la ciudadanía con el proyecto europeo hace preciso sembrar afectos desde la base, y para ello es imprescindible enriquecer conocimientos e instruir en capacidades cívicas, políticas y sociales. Porque no solo se trata de enseñar el funcionamiento de las instituciones europeas, las políticas comunitarias o lo que nos afectan. La integración y la cooperación europea es también, y ante todo, un proyecto de principios y valores.

Recordemos la famosa afirmación de Monnet, uno de los padres de Europa: “si pudiera empezar otra vez, empezaría por la educación”. Iniciativas como Euroscola van precisamente en esa dirección, sentando las bases para formar una ciudadanía europea.

Últimamente se habla mucho del futuro de Europa ligado irremediablemente al destino del euro o a la evolución de la situación económica en el Continente. Nos olvidamos de que el futuro de Europa está en la educación, como un instrumento esencial para motivar e informar la participación ciudadana, así como para conformar las identidades, los sentimientos de pertenencia, la solidaridad entre personas, pueblos y naciones. Educar en ciudadanía europea es sin duda un valor añadido. Estamos sembrando futuro.

Más información: