Los españoles, “más europeos” a pesar de la crisis

En un momento en el que en nuestro país crece el descontento hacia una situación económica que toca fondo, mientras de forma paralela se endurecen las medidas de austeridad aplicadas por el Gobierno; la profunda desafección hacia las instituciones políticas; el descontento hacia la gestión de la crisis, y el pesimismo sobre nuestro futuro, contrastan con el sentir de unos ciudadanos españoles que siguen viendo la Unión Europea en gran medida como parte de la solución a sus problemas. “El hecho de pertenecer a la UE continúa siendo un pilar importante para la ciudadanía española” y, como veremos más adelante, especialmente desde el prisma económico y social. Tal es la conclusión a la que llega la “perspectiva española” del último informe del Eurobarómetro, cuyos datos fueron recogidos en el otoño de 2012, y que se acaba de hacer público.

EB78.1portada

No es de extrañar que las prioridades que manifiesta la ciudadanía española en el contexto europeo tengan que ver especialmente con aspectos sociales y económicos. Según el informe de la Comisión Europea, casi la mitad de las familias encuestadas reconoce tener casi siempre u ocasionalmente problemas para llegar a fin de mes, un dato que nos sitúa cinco puntos por encima de la media europea.

De hecho, entre las cuestiones que los ciudadanos de nuestro país valoran más de la UE están, en primer lugar, la libre circulación de personas, bienes y servicios (45%), después de la paz (35 %), pero en menor medida que en otros países. Por el contrario, damos más importancia que el resto de europeos a posibilidades que nos ofrece la UE como los intercambios estudiantiles en el marco del programa Erasmus (25% frente al 22% de la media UE27); así como a la protección social en el contexto de la Unión  en ámbitos como la sanidad,  la educación y las pensiones (20 % frente a 18%). Por su parte, damos valor al euro entre estos “logros” en igual medida que el resto de europeos (25% de los encuestados).

Los ciudadanos españoles manifiestan interés por conocer los derechos que otorga el estatus de ciudadano de la UE, en especial, en lo que respecta a la posibilidad de vivir, estudiar, trabajar y recibir asistencia médica en otro Estado miembro. A pesar de este interés, solo el 9% de los españoles encuestados reconoce tener un alto grado de conocimiento de estos derechos y lo que implican. El 40% conoce “algo”, mientras que el dato más preocupante lo observamos en el 51% que afirma no conocer nada en absoluto sobre la ciudadanía europea y su contenido.

En estos datos tiene mucho que ver el escaso nivel de información sobre los asuntos europeos que manifiestan los españoles. El 78% se considera desinformado, diez puntos por encima de la media europea. Lo que sí resulta interesante de estos datos es que Internet se consolida como el segundo medio de comunicación más usado para la  información en temas europeos (30%), por debajo de la TV (50%), y superando a la prensa diaria (24%). A su vez, las redes sociales son ya el segundo medio Web preferido (37%). En el resto de la UE, las redes sociales tienen mucho menos peso que en España.

Esta tendencia nos hace ser optimistas ante la posibilidad de una ciudadanía española más informada y activa en el contexto europeo, sin lugar a dudas unos de los retos para el futuro de la UE.

Con todo, la forma en la que los ciudadanos españoles sienten, viven y se relacionan con Europa continúa teniendo rasgos esenciales que permanecen en el tiempo: la ciudadanía europea “española” es por lo general desinformada, ciertamente pasiva, necesitada de más experiencias directas, pero consciente de la importancia de la pertenencia de su país a la UE. España siempre se ha destacado por su sentimiento “europeísta”, y seguimos pensando en Europa, como decíamos al principio de este artículo, más como parte de la solución que como parte del problema.

Esta última oleada del Eurobarómetro confirma que nos sentimos más europeos que el resto de la UE27 (a excepción de casos como el de Luxemburgo, Malta y Alemania). Y además, aún (o precisamente) con el recrudecimiento de la crisis, se observa que este “sentimiento europeo” crece respecto a estudios anteriores. Y ello, a pesar, como se apuntaba antes, de encontramos menos “vínculos” con el resto de países de la UE en aspectos como el uso de idiomas, la movilidad hacia otros países de la UE, relaciones con otros ciudadanos europeos, etc.

Por último, somos pesimistas respecto a la Iniciativa Ciudadana Europea, uno de los instrumentos introducidos en el Tratado de Lisboa para dotar de una mayor democracia a las instituciones comunitarias, fomentar la participación ciudadana, e impulsar el crecimiento de una sociedad civil europea. El 71 % de los encuestados ve poco o nada probable que vaya a participar en esta iniciativa, aunque sí vemos interesante, en el caso de usarla, que se proponga legislación en ámbitos como el empleo, la educación, los impuestos y las pensiones.

Actualmente, existen ya varias Iniciativas abiertas, que necesitan recabar un millón de firmas de ciudadanos de al menos siete países distintos de la UE. La ciudadanía europea busca promover legislación comunitaria en ámbitos como la educación, el medio ambiente, las telecomunicaciones, los medios de comunicación, o el agua/saneamiento.

Anuncios

Conclusiones de las Primeras Jornadas de Igualdad de Género en los Medios de Comunicación

<<Cuando todavía no hemos alcanzado el cuarto mes del año, el número de mujeres víctimas de la violencia de género ya supera la decena. Los profesionales de la comunicación mostramos casi a diario este tipo de noticias, una labor informativa que necesita de un cuidado y una sensibilidad especial, pues no se trata de un suceso más.

Nuestro discurso, el lenguaje y las imágenes que mostramos pueden ser una herramienta que, utilizada de la forma adecuada, puede ayudar a prevenir la violencia.

Pero, llegar a este punto pasa, indiscutiblemente, por fomentar la igualdad, porque todo lo que contribuya a conseguir la igualdad real entre mujeres y hombres estará, en definitiva, alejando un paso más la violencia.

Es este interés en fomentar la igualdad el punto de partida de las I Jornadas sobre igualdad de género en los medios de comunicación de la Región de Murcia. Nacen con el conocimiento común de los profesionales de los medios de comunicación del papel, muy importante, que tienen para alcanzar la igualdad, ya que, somos nosotros los que diariamente relatamos la realidad en la que vivimos. Un discurso que leen, escuchan y ven millones de personas.

Por esto, si este colectivo de profesionales no aborda la igualdad de género con responsabilidad, indirectamente está poniendo barreras para alcanzarla.

Este encuentro, que pretende ser el primero pero no el último, ha analizado el tratamiento que hacen los medios de comunicación sobre la igualdad de género desde distintos puntos de vista. Pero también ha sido un foro en el que se han intercambiado experiencias y se han debatido conductas de los profesionales de los medios que, sin duda, pueden labrar el camino de buenas prácticas destinado a conseguir la igualdad real.

Las jornadas, celebradas en un día muy especial, el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, fueron inauguradas por la Directora General de Prevención de la Violencia de Género y Reforma Juvenil, Teresa Moreno. Su discurso se centró en el alto nivel de responsabilidad que tienen los profesionales de los medios de comunicación, ya que tienen el poder de generar una opinión, de crear una idea sobre un determinado asunto en la mente de la audiencia y, por tanto, dar un giro negativo o positivo a una determinada información.

En este sentido, Moreno destacó la apuesta de la comunidad autónoma por crear códigos de buenas prácticas en el tratamiento informativo de la violencia de género.

También aprovechó este foro para invitar a los profesionales de los medios de comunicación a que establezcan un debate permanente en el que se pueda analizar con conciencia crítica este tipo de noticias.

La primera parte de esta jornada incluyó una ponencia de Encarna Serna, directora de la Unidad de Igualdad de la Universidad de Murcia.

Interesante intervención de esta profesional, que además es coordinadora del Máster en Género e Igualdad, impartido en la misma universidad.

Serna destacó la importante labor del organismo que dirige y cómo todavía existen muchas ideas equivocadas, también entre los universitarios, acerca de lo que es la igualdad o porqué se lucha por ella.

También nos mostró algunas de las diferencias entre sexos que existen entre el personal de la Universidad de Murcia, como es el bajo número de mujeres que desempeñan su trabajo como altos cargos de esta institución.

Encarna Hernández continuó el hilo de estas jornadas echando la vista hacia Europa. Autora del libro “Acercar Europa a los europeos: un reto vital”, y del blog Más Europa, Hernández nos mostró cómo retratan los medios de comunicación a la mujer y al hombre, las veces que lo hacen, de qué manera y en qué tipos de noticias. Además resaltó las normativas europeas encaminadas a conseguir la igualdad real y cómo, también entre los eurodiputados y organismos de la Unión Europea, existen desigualdades.

La primera sesión de las jornadas concluía con una mesa redonda, en la que participaban Felipe Julián Hernández, profesor de la Facultad de Comunicación y Documentación de la Universidad de Murcia; Concepción Nicolás Quesada, subdirectora de informativos de 7 Región de Murcia; y Francisca Munuera, Jefa de la Unidad de Coordinación de Violencia contra la mujer de la Delegación del Gobierno para la Región de Murcia. Al frente de esta mesa redonda y como moderador, tuvimos el placer de contar con el buen hacer del decano del Colegio de Periodistas, Juan Tomás Frutos.

Francisca Munuera resaltó el poco tacto que utilizan algunos medios para tratar noticias relacionadas con la violencia de género. Por su parte, Felipe Julián Hernández, quiso señalar el importante paso que ha supuesto el incremento del número de mujeres en las redacciones de periódicos, radios y televisiones y cómo ellas contribuyen, en buena medida, a generar más y mejores contenidos en pro de la igualdad. También Concha Nicolás lo hizo, y destacó que ella, como mujer, tenía más interés en cumplir este objetivo, un fin que está lejos y que, en ocasiones, dejamos a un lado por conseguir otra meta, menos humana, la audiencia.

Precisamente sobre este tema se estableció un debate, generado por las preguntas del público que deseaba conocer cómo se plantea en las redacciones la forma de tratar este tipo de noticias, coordinado por Juan Tomás Frutos. Él explicó cómo se vive dentro de una redacción y cómo influye la rapidez, el ser el primero en dar la noticia.

Por esto apuntó lo importante que es parar y analizar bien lo escrito, las imágenes grabadas antes de emitirlas, porque tienen unas consecuencias que, en ocasiones, no se valoran adecuadamente.

De este debate surgió una idea común, del público y de los ponentes: las consecuencias son demasiado importantes como para no valorarlas, es necesario un flujo de información entre ciudadanos y profesionales de los medios de comunicación para ir dibujando ese código de buenas prácticas que verdaderamente se cumplan.

La segunda sesión de las I Jornadas sobre Igualdad de Género en los medios de comunicación de la Región de Murcia centró el debate sobre la igualdad entre hombres y mujeres en el mundo digital, a cargo de las intervenciones de Inmaculada José Martínez, profesora de Publicidad y Relaciones Públicas en la Facultad de Comunicación y Documentación de la Universidad de Murcia, y de María Dolores Ayuso, profesora del Máster en Género e Igualdad de la misma universidad.

Antes de estas intervenciones, Lola García, redactora jefe del Diario La Opinión de Murcia, nos relató cómo los medios de comunicación dan voz  a las víctimas femeninas, cómo se escriben y se tratan este tipo de noticias en un periódico, centrando su atención en las relacionadas con la violencia de género.

Destacó cómo los medios pueden hacer que el hombre se convierta en víctima de la violencia de género. De su discurso se desprendió el largo camino que falta por recorrer para que los periódicos, empezando por los directivos de éstos, introduzcan la sensibilidad y el buen hacer a la hora de publicar estas noticias.

Inmaculada José Martínez mostró el uso que hacen del móvil las mujeres y los hombres y las diferencias existentes entre ambos; las conclusiones de una exhaustiva investigación para el Instituto de la Mujer.

Relató cuál es el papel de la mujer y su relación con la comunicación móvil en la Sociedad de la Información. Datos como que el hombre utiliza más el móvil como una herramienta de trabajo, y la mujer para la conciliación. Un reflejo de cómo se construye la sociedad actual, ya no la de la información, y los roles que sigue asumiendo la mujer.

María Dolores Ayuso también resaltó las desigualdades entre hombres y mujeres en la sociedad de la información, pero centró su discurso en la brecha digital que sufren las mujeres, a pesar de tener las mismas posibilidades de conexión a internet que los hombres. Informaciones como las que señalan que siguen siendo los hombres los que amplían sus estudios hasta el doctorado en cuanto a materias relacionadas con la tecnología, un aspecto en el que las mujeres se quedan un paso atrás.

Por último, Lola García se encargó de la clausura de estas interesantes jornadas. Como miembro del Colegio de Periodistas, destacó que son este tipo de encuentros los que sirven para generar un flujo de información entre ciudadanos y periodistas que pueden contribuir a alcanzar la igualdad de género; eventos que promueve el Colegio de Periodistas de Murcia y que, en este caso, con la celebración de estas jornadas pretende establecer un diálogo abierto para estar en contacto permanente con el ciudadano, ofrecerle información y, a su vez, proporcionar una retroalimentación que sirva para que los profesionales de los medios de comunicación oigan la voz de sus usuarios y se esfuercen por mejorar y ayudar a prevenir la violencia y a crear contenidos, ya sea programas, reportajes o entrevistas que contribuyan a fomentar la igualdad real.

Se abre así una página, un capítulo nuevo en el Colegio de Periodistas de Murcia, que continuará con distintas actividades, actos, proyectos encaminados a un tratamiento informativo adecuado de los contenidos relacionados con la mujer. >>

Estas I Jornadas se celebraron en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Murcia, los días 8 y 9 de marzo de 2011. Con la Colaboración del Colegio de Periodistas de la Región de Murcia.

Fuente: http://www.periodistasrm.es

Autora de las conclusiones y del reportaje audiovisual: Rebeca Uris Sánchez. Coordinadora de las I Jornadas Igualdad de Género en los medios de comunicación de la Región de Murcia.

Il corpo delle donne

El pasado 2 de marzo de 2011, la iniciativa puesta en marcha en 2009 por Lorella Zanardo, Marco Malfi e Cesare Cantù, que realizaron un documental para denunciar la representación distorsionada de la mujer en la televisión italiana, llegó al Parlamento Europeo, justo en la víspera de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, y a iniciativa de las eurodiputadas italianas  Silvia Costa y Patrizia Toia (S&D).

Il corpo delle donne analiza el fenómeno ya conocido como “velinismo” en la televisión italiana (mujer joven y guapa, que triunfa por su atractivo físico, nunca por otras cualidades, que habla poco, con un aire ingenuo, en la mayoría de ocasiones retocada en labios y senos por el bisturí). En el documental, se denuncia que las mujeres “reales” están desapareciendo de la televisión y son reemplazadas por una “representación grotesca, vulgar y humillante”, que tiene como resultado la absoluta anulación de la identidad de las mujeres.

“¿Por qué las mujeres no salimos a la calle en Italia para protestar por cómo nos representan?”, se afirma en el documental. Sus impulsores, creen que es urgente denunciar esta situación, que está dañando gravemente la creación de modelos de imagen y conducta en las jóvenes italianas. Por ello, el proyecto no podía quedarse sólo en la denuncia reflejada en el documental, sino que el objetivo es impulsar la formación en el consumo de medios de comunicación, especialmente entre educadores, asociaciones de padres, grupos de jóvenes, etc., así como analizar el papel que juegan los medios de comunicación respecto a la igualdad de género (una causa de proyección europea e internacional). El vídeo ha sido, además, proyectado en numerosos centros escolares italianos.

Subtitulado en cinco idiomas (entre ellos el castellano), Il corpo delle donne retrata una Italia televisiva convertida en un “club de striptease“, pero también una Italia que empieza a despertar con iniciativas como ésta. Hace apenas unas semanas, un millón de mujeres europeas decían no a Berlusconi y al Machismo. Fue precisamente la televisión privada en manos de Il Cavaliere la que impulsó el fenómeno “velina” (lo hizo también en su día en España con las famosas “Mamachicho” de Telecinco), pero la televisión pública italiana no se ha librado del “contagio”.

No os perdáis el documental. Merece la pena, remueve conciencias, aunque también, dicho sea de paso, un poquito el estómago.

Más Información:

http://www.ilcorpodelledonne.net/

http://twitter.com/corpodelledonne

http://www.facebook.com/ilcorpodelledonne