Gender “unbalanced” Commission

Por Encarna Hernández

Rompecabezas femenino para la nueva Comisión

Se había orquestado una presión mediática, social y política sin precedentes. Pero no pudo ser. Finalmente, la composición de la nueva Comisión Europea para los próximos cinco años se recordará como un episodio más de los desequilibrios de género en el terreno de la representación política.

Ya es un hecho, confirmado por el propio presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso: nueve de los 27 comisarios designados por los Estados miembros son mujeres. Es decir, habrá una mujer más que en la anterior Comisión, y se alcanza el porcentaje mínimo exigido por la Eurocámara para otorgar el voto de confianza al Ejecutivo entrante.

Pero no deja de ser una decepción para todos aquellos que creíamos posible un “fifty-fifty”: algo tan simple como que cada Estado miembro hubiera propuesto un hombre y una mujer igualmente cualificados. Al señor Barroso le hubiera tocado entonces decidir, le hubiese tocado asegurar la paridad, de la que hace gala, cuando se queja de los pocos nombres de “candidatas” que ha recibido desde los Estados miembros, lanzandoles a estos la “patata caliente”. Pero ya sabemos que en esto de la política de igualdad nada es lo que parece. Enseguida les explico por qué.

Antes me gustaría dedicar unas líneas a la auténtica impulsora del “fifty-fifty”, a una comisaria europea, representante, de verdad, de esa democracia moderna europea que debe recoger la igualdad de género; una mujer con poder político y que lo utiliza sin complejos: la vicepresidenta saliente de la Comisión Europea, Margot Wallström.

En los días previos a la elección de los altos cargos de la UE (presidente del Consejo y ministro de Asuntos Exteriores), la sueca intentó remover conciencias y generar opinión pública cada vez que se le presentaba la oportunidad, de forma incansable, a través de su blog, de facebook, a través de los medios, en entrevistas improvisadas concedidas a los bloggers por los pasillos del Parlamento Europeo, apoyando la campaña del 50/50 impulsada por un lobby de mujeres europeas. Lo hizo también en FT, con un artículo titulado de la forma más sugerente posible: “The right man in the right job is often a woman.”

El mensaje de Wallström es claro y lo lanza a sus compañeros y a los ciudadanos sin tapujos: es necesario cambiar la “foto de familia” política de una UE en la que las mujeres representan algo más de la mitad del electorado, consiguiendo que las representantes femeninas alcancen ese mismo porcentaje. Para la comisaria sueca no deja de ser una cuestión de “lógica” matemática, de sentido común, pero, en mayor medida, un asunto de representatividad democrática; de lo contrario, ¿qué clase de democracia representativa moderna europea es ésta que no contempla la igualdad de género? Desde luego no puede ser una democracia cercana a los ciudadanos si las mujeres no son elegibles y toman decisiones en la misma medida que son electoras y receptoras de decisiones.

Margot Wallström

Wallström ha afirmado claramente estar a favor del sistema de cuotas femeninas como un instrumento eficaz ¿tal vez el único? para conseguir reequilibrar la actual representación injusta de los sexos en la política europea. Los datos de representación femenina le dan la razón, pues hasta ahora no se ha impuesto ni la lógica ni el sentido común. Pongamos como ejemplo de este extremo la representación femenina en el Parlamento Europeo, que tras los últimos comicios de junio de este año apenas ha aumentado tímidamente un cinco por ciento respecto a la anterior legislatura: tan sólo el 35 por ciento de los asientos los ocupan mujeres. Se trata de un porcentaje austero tanto si hablamos de paridad como de equilibrio.

La presencia femenina en la Eurocámara ha sido, precisamente, una de las principales tomas de acción del European Women’s Lobby (EWL), un grupo de presión asentado en Bruselas y que acoge una larga lista de organizaciones de mujeres de toda la UE. Con motivo de las últimas elecciones europeas, EWL publicó un informe sobre igualdad de género en el que se incluían tanto los programas electorales como la composición de las listas de los principales partidos políticos europeos. La conclusión a la que se llegó fue que la mayoría de los partidos no consideraban la igualdad de género como una prioridad clave, por cierto, con el Partido Popular Europeo a la cola. Les animo a echarle un vistazo al documento.

EWL ha sido también el impulsor de la campaña de igualdad de género “50/50 por la Democracia”, bajo el lema “No modern democracy without gender equality”.  Con motivo del proceso de designación de la nueva Comisión Europea, la actividad de presión ha estado dirigida hacia el objetivo de que cada Estado miembro proponga al presidente de la Comisión, al menos, un hombre y una mujer igualmente cualificados.

La lista de apoyos a esta campaña está engrosada por una larga lista de políticos europeos, liderada por Margot Wallstrom. También encontramos a Barroso o al presidente del Parlamento Europeo, pero, curiosamente, su foto, como la del resto de “supporters”, no va acompañada de un texto de apoyo a la causa.

Encontramos también en la lista a Bibiana Aído, la ministra española de igualdad, pero, para nuestra sorpresa, nuestro Gobierno, que se vende como adalid de la igualdad en Europa, ha propuesto tan sólo a un hombre para ocupar un puesto en la Comisión. Joaquín Almunia apunta a la cartera de Competencia, una cartera de peso, pues como reconoció el mismo Zapatero “Barroso nos debe algún favor… le apoyamos para su reelección”.

He aquí una de las muchas contradicciones de nuestro Gobierno: apoya como presidente de la Comisión Europea a un político conservador, que puso el rostro de la UE en la famosa foto de la Azores, junto a Aznar, Bush y Blair, y que, para más señas, se queja del escaso número de féminas propuestas por los Estados miembros para componer la Comisión, pero que cuando presidía Portugal arrastraba un “balance” de carteras de ministros-ministras nada menos que de 18-2. Ahora el Gobierno español espera que Barroso les devuelva el “favor”, para colocar un candidato español, por supuesto, masculino, en una cartera importante del nuevo Ejecutivo europeo. Pura demagogia, señores y señoras.

Y en estas andamos. De poco han servido las protestas de las eurodiputadas, que un buen día se plantaron a las puertas del Consejo de la UE (justo antes de que se decidieran los nuevos altos cargos) con la corbata anudada al cuello y currículum en mano, para exigir más mujeres en los puestos de decisión en la UE. Ya habían avisado de que vetarían una Comisión en la que no hubiera, al menos, más mujeres que en la actual. La pregunta es: ¿una comisaria más les parece suficiente?

Protestas de las eurodiputadas

Pues serán nueve exactamente. Nueve nominadas por Holanda, Dinamarca, Suecia, Bulgaria, Chipre, Irlanda, Grecia, Reino Unido y Luxemburgo. Falta ahora saber el reparto de carteras, que Barroso anunciará de forma inminente. Pero, qué quieren que les diga, partimos ya del “desequilibrio” puro y duro.

Parafraseando y adaptando a la realidad el eslogan de una campaña apoyada por bloggers y twitterers que propugnaba el balance de género en la nueva Comisión: seguimos teniendo, por desgracia, una “gender unbalanced Commission”.

Anuncios

18 thoughts on “Gender “unbalanced” Commission

  1. Sí, totalmente de acuerdo y muy bien explicado. A mí el sistema de cuotas no acaba de gustarme conceptualmente porque parece antimeritocrático, pero si va acompañado de otros condicionantes puede ser una herramienta útil.
    Debería aplicarse una norma muy sencilla: ante igualdad de méritos, se opta por la mujer hasta alcanzar la paridad. Creo que el 50 % de los puestos institucionales deberían estar ocupados por mujeres, a las que por supuesto se les exige el mismo nivel de capacitación que a sus colegas masculinos. No debería ser tan complicado.
    Por cierto, ¿sabes dónde irá Walström ahora?

  2. hola Eva, tu sistema me parece muy coherente. ¿Wallstrom? Parece que le espera un puestazo en la ONU, que gran perdida para Europa ¿verdad?

  3. Enhorabuena, Encarna. Vaya pedazo de articulo. Claro, directo, clarificador y revelador nuevamente de las falsedades de los politicos demagogos (como Zapatero y Barroso) que se cargan las perspectivas de futuro de la UE. Que gran calidad en tus escritos. Espero verte pronto como Europarlamentaria. Mi voto ya lo tienes. Un gran abrazo, Alvaro

  4. “Perdon, he mandado 2 veces el comentario, porque el anterior no tenia mi nombre en la casilla por error, este es el bueno..”

    Hola Eva y Encarna… Yo lo que tambien opino es que es dificil valorar objetivamente lo de la igualdad de meritos. Al final, en determinadas competencias y puestos ejecutivos tan altos, las valoraciones de capacidad de un determinado candidato son subjetivas, valoraciones de estilo, de formas, de capacidad de direccion, etc, y cuando los que juzgan son mayormente hombres pues la tendencia es a sentir mas afinidad por los estilos afines a ellos, o sea, generalmente, los de otros hombres. Creo que hombres y mujeres somos obviamente igualmente capaces, pero enfrentamos el trabajo de forma diferente, lo que es precisamente el valor de la diversidad. Al final, lo veo un circulo vicioso.. Podremos llegar a esa paridad si no se comienza desde una situacion de paridad?. Me encanto el articulo Encarna por cierto.

    • Hola Anabel, comparto en parte tu argumento. Hombres y mujeres podemos tener formas distintas de trabajar o dirigir, pero tampoco podemos generalizar. La diversidad se aplica al genero humano en sí mismo, cada persona es diferente a otra. Así que hay que valorar por méritos, curriculum, por trabajo desarrollado, etc. Gracias por tus palabras, un saludo.

  5. Menos mal que una mujer dice que no está de acuerdo con las cuotas. Si lo dice, pongamos por caso enrique Lynch (el pais, 19 de noviembre) sería linchado por ciertos lobbys.
    Me parece -Encarna y Eva- que EWL debería presentar un programa completo sobre su visión y sus alternativas acerca de europa. Reclamar tan sólo 50/50 parece poco convincente.
    Esa situación de desigualdad tiene unas causas y requiere un análisis global de la UE y unas propuestas globales. Besos: emilio

  6. Lo que ocurre, Emilio, es que sin cuota mira lo que pasa, que los hombres acaban doblando el número de mujeres en la nueva Comisión. Tiene que haber algún mecanismo que garantice el equilibrio de género. No sé si la cuota es el mejor, pero es el que hay, porque ya comprobamos que el sentido común no se acaba imponiendo en estas cuestiones. Saludos.

  7. Estoy de acuerdo con lo que dices, Encarna. Pero a nadie le gustaría que le excluyeran, por ejemplo, de unas listas al PE por las cuotas.
    En alguna ocasión he contado que al hermano de un amigo lo quitaron de su puesto (delegado del gobierno en…) por las cuotas. (Bueno por lo menos eso fue lo que a él le dijeron. Esa es otra historia).

  8. Felecidades, Encarna, excelente artículo. Yo creo que la discriminación positiva y la política de cuotas no dejan de ser una “solución” a este problema, pero a corto plazo y no de una forma definitiva; el verdadero problema lo veo yo en las dificultades, unas objetivas, pero, también, algunas subjetivas, de la mujer para entrar en determinadas actividades. Por ejemplo, ¿por qué la participación femenina en nuestro partido ( me refiero a la afiliación), a pesar de tener una líder que es mujer, es minoritaria? Seguro que hay muchas respuestas, pero creo que son en varias direcciones.Saludos.

  9. Hola Rafa: no había reparado en ese dato. Planteas entonces que el número de mujeres que acaban asumiendo responsabilidades políticas es proporcional al número de mujeres que ingresan en partidos políticos? Los datos, desde luego, están ahí y son objetivos. Aunque tal vez la cuestión sea, como reclaman las eurodiputadas, por qué no hay más mujeres en altos cargos, pues ahora, con Ashton, es la primera vez que la UE tiene una mujer que ocupe un cargo que no lleve delante el vice-. Tendremos que esperar otros 5 años más… Un abrazo.

  10. Madre mía, estoy harto de esta sociedad decadente mega feminista en la que vivimos. Entonces qué solución propones, que se obligue por ley al fifty fifty ? Y si hay más mujeres que hombres no pasa nada no ?

    Para todo en la vida, obligar SIEMPRE es un error. Si hay mas hombres que mujeres, quizá sea por algo no ? Yo no estoy metido en política, pero como dijo una persona más arriba, dice que entran más hombres que mujeres en los partidos políticos. ¿ De quién es culpa eso ? Si hay más hombres que mujeres en los partidos no crees que es lógico que haya más hombres que mujeres cualificados para puestos de relevancia ? O las mujeres son superiores que los hombres ?

    Por otra parte, si por lo que sea el sistema de elecciones está mal hecho y por ello entran más hombres, debería cambiarse, pero si no es así NO.
    Así que dejad vuestro feminismo redical de lado porque esto al final perjudica a los ciudadanos, que tendrán representantes poco cualificados debido a la “obligación”.

    Dime, ¿ estás de acuerdo a que por ley haya paridad en la cámara, Encarna ?

    En fin, espero que no me censures el comentario, un saludo 🙂

  11. Hola Daniel. No sé muy bien por qué piensas que voy a censurarte el comentario. Quizá porque concluyes precipitadamente que soy una feminista radical. Pero dejando a un lado eso, me gustaría preguntarte algo a ti: ¿el hecho de que haya un sistema de cuotas se traduce, a tu entender, en que habrá mujeres poco cualificadas porque se tenga que llegar al porcentaje del 50 por ciento o el que sea? ¿no crees que pueda haber un 50 por ciento de mujeres cualificadas? ¿qué me dices del mercado laboral, de los puestos directivos? ¿sabes que actualmente en la universidad hay más mujeres que hombres, y que por lo general sacan mejores cualificaciones? Respecto a tu pregunta, sí, estoy a favor algún tipo de sistema que garantice la paridad, el equilibrio, porque creo firmemente que hay tantas mujeres cualificadas como hombres. Que la imposición no es buena, estamos de acuerdo, pero resulta que no creo que vivamos en una sociedad decadente mega feminista, como tú consideras, sino que hasta ahora ha sido una sociedad excluyente para la mujer en el terreno laboral y político, de ahí que hayan salido cuestiones como la ley de cuotas. Un saludo.

  12. Pero aver, excluyente por qué ? Qué pasa que la persona que monta una empresa no puede tener la libertad de contratar a quien quiera y de dar un puesto de directivo a quien quiera ? Por qué no hay más mujeres empresarias ? Es ésto también culpa de los hombres ?

    Es que me parece muy fuerte todo ésto aver, tú te piensas que un empresario no va a poner a una mujer en un puesto relevante si ésta le hace ganar más dinero que un hombre ? A un empresario le importa que le hagan ganar dinero, le da igual si es un hombre o una mujer.

    No estoy muy metido en el tema de las cuotas, vamos, que no tengo ni idea de ésto, pero bueno, que yo no te he dicho que no vaya a haber un 50% de mujeres cualificadas, te repito lo que te puse en el comentario mio anterior : que si hay más políticos hombres que mujeres, lo normal es que los hombres ocupen más puestos de relevancia que las mujeres, y ésto sí es una cuestión matemática de verdad. Porque otra cosa sería suponer que la mujer es superior al hombre, a lo mejor piensas eso no sé, la verdad que hoy en día que una mujer piense que es superior al hombre no está mal visto, pero en el caso contrario, madre mía la que le cae al hombre !!

    Qué pasa, estoy loco ? De verdad nadie es capaz de verlo ? Que los hijos siempre se los quedan las mujeres, que los ex maridos les tienen que pagar un dinero a las mujeres aunque no haya habido hijos ? Y más ejemplos mega feministas que hay en nuestra sociedad ?

    Sé que me estoy desviando, pero te soy sincero, me parece indignante esta sociedad occidental actual y sin duda decadente al menos en este aspecto.

    Volviendo al tema, estamos en total igualdad de condiciones hombres y mujeres, si hay más hombres en un sitio que mujeres, por algo será, igual que en otros hay más mujeres que hombres, y no pasa nada !!
    Tú por ejemplo por lo que te voy leyendo pareces una mujer preocupada por la política, me parece muy bien, pero si a la mayoría de mujeres no les interesa y no se meten en política qué hacemos ?? Si la mayoría no montan una empresa qué hacemos ?? Por qué se intenta siempre culpabilizar la figura del hombre?

    Es cierto lo de las universidades. Por lo general, las mujeres sois más constantes. También es verdad que hay cosas que no se aprenden en una universidad.

    Bueno, perdona por escribir tanto pero es un tema que da para largo. Aún así supongo que mi escrito es en vano y a pesar de que he puesto cosas super racionales no te convenceré ni un poquito jeje, un saludo !

  13. Daniel, por supuesto que estamos de acuerdo en algunos puntos que comentas. No me considero, como te decía antes, feminista radical, ni nada que se le parezca. No veo bien la discriminación positiva, por supuesto que no! Los tiempos van cambiando, simplemente, ahora hay tantas mujeres preparadas para desempeñar cargos de altura como hombres, no creo que sea muy raro pedir igualdad. Vuelvo, si me lo permites, al tema central del artículo: que cada Estado hubiese presentado un candidato y una candidata, es algo lógico y posible, y a partir de ahí se decide, por preparación, por trayectoria, por méritos, etc. Espero haberte convencido un poquito yo ¿sí? Un abrazo.

  14. Volvemos al tema de antes, si esas mujeres preparadas no se meten en política qué hacemos ? Pero bueno, que sí, está claro que si una mujer está más preparada que un hombre pues merecerá el puesto. Sobre lo de obligar a que haya un fifty fifty porque dices que estás convencida de que hay suficientes mujeres capacitadas, bueno, no sólo se trata de que estén capacitadas, sino de que sean las mejores, y es casi imposible que esto se dé en terminos de 50-50, lo normal es que sea un 60%hombres 40% de mujeres o al revés. Es una apuesta arriesgada lo de obligar y pienso que a lo que dará lugar es a no tener a los mejores en el puesto. Por otro lado, no creo que el que haya un 35% de mujeres sea una cifra tan tan tan tan alarmante, estáis todas obsesionadas reclamando cosas todo el día !! xD

    Bueno, finalizo mi comentario diciendo que yo estaría de acuerdo con que hubiera incluso un 80% de mujeres si son los mejor preparados y los que mejor lo van a hacer, así que en esto creo que estamos de acuerdo.

    Bueno, espero no haberte molestado demasiado, te deseo mucha suerte, iré siguiendo tu blog para que un aficionado como yo aprenda cosas sobre Europa 🙂 Un abrazo !

  15. Bueno, creo que nos encontramos con una situación como señalaba antes Rafael, la afiliación a los partidos políticos de mujeres es muy inferior a la de hombres.
    El año pasado nos enseñaron las cifras y el PSOE era el que más afiliación de mujeres tenía pero sin embargo esta apenas llegaba al 30%.
    En otros partidos minoritarios donde la afiliación es mucho menor que se les obligase a tener 50% de un sexo y 50% de otro puede ser un obstáculo para que se puedan presentar.
    Evidentemente existe una situación original que es una sociedad patriarcal, y un país donde impera la democracia directa tardó 40 años de referendums en conseguir que se le diese derecho de voto a la mujer.

    Se puede partir de la posición original que establece Rawls en su Teoría de la Justicia, en la que una persona toma decisiones sin saber a quien representa, ignorándo su sexo, su raza, su edad, etc… o bien se puede dar representación a los diferentes colectivos de la sociedad.

    Saludos,

    Jorge Juan

  16. Pues creo que debe haber representación de los diferentes colectivos Jorge, porque la experiencia pasada nos demuestra que de lo contrario hay colectivos infra-representados. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s