¿Se imaginan una selección de fútbol europea?

Encarna Hernández Rodríguez

El politólogo norteamericano Samuel P. Huntington hacía referencia en su polémico trabajo El choque de Civilizaciones a la multiplicidad de adscripciones de la identidad que pueden darse: la edad, el parentesco, lo político, la clase, lo económico, la religión y, por supuesto, el deporte.

Hincha italiano en la Copa del Mundo 2006
Hincha italiano en la Copa del Mundo 2006

Lo deportivo es capaz de despertar fuertes y espontáneas correspondencias identitarias: defendemos a “nuestro” equipo frente al “enemigo”, en una clara reafirmación de nuestra identidad frente al “otro”, que en el caso del deporte sería el equipo rival. Esto ocurre especialmente de esta forma en el caso de enfrentamientos entre deportistas o combinados nacionales, eventos en los que toman su máxima expresión sentimientos relacionados con la honra y el patriotismo nacional, dándose cita aquí, al mismo tiempo, otros muchos elementos de la identidad de tipo comunal.

Este hecho puede explicar que incluso estemos acostumbrados a manifestaciones espontáneas de alegría o tristeza, en muchos casos actos vandálicos (problema del hooliganismo), asociados a grandes acontecimientos deportivos.

Si analizamos la cuestión de la identidad a través del deporte, no podemos obviar la importancia del fútbol y de las “pasiones” que despierta, no sólo en lo que se refiere a enfrentamientos entre selecciones nacionales, sino también, y sobre todo, en relación a la fuerte adscripción al equipo de la ciudad.

Los clubes de fútbol están en primer lugar anclados en una identidad local, a una ciudad[1], aunque, como afirma Manuel Castells[2], a veces esa identidad se proyecte como nacional, en el caso de grandes clubes como el Real Madrid y el Barcelona, sobre todo a causa de la que históricamente ha sido una poca identificación con los escasos resultados de la selección española, aunque puede que este hecho haya podido comenzar a invertirse tras la última Eurocopa de fútbol.

Para Castells, uno de los grandes teóricos de la globalización y de lo que él denomina  como “sociedad red”, el fútbol es un deporte que expresa a la vez “los dos procesos que configuran nuestro mundo: la globalización y la identidad”, pero el problema es cómo mantener un equilibrio entre ambos procesos. Para el autor, se está perdiendo la base identitaria del fútbol –como identidad simbólica, construida en base al “amor a los colores” de un equipo que tiene una trayectoria histórica- porque se negocia con la identificación en un deporte que está inmerso de lleno en el negocio global.

¿Identidad local o negocio global? Encontramos ejemplos claros de estos dos polos opuestos en nuestra Liga de Fútbol Profesional. Sin ir más lejos: la cantera de Lezama, que nutre el primer equipo del Athletic Club de Bilbao con jugadores nacidos exclusivamente en el País Vasco y, en el polo opuesto, fichajes extranjeros rimbombantes como los de Cristiano Ronaldo o Zlatan Ibraimovic, cuyo desorbitado precio se justifica no sólo en base a su probable rendimiento dentro del terreno de juego, sino también sobre la base de los jugosos beneficios económicos que arrastra su imagen publicitaria. El caso del jugador británico David Beckham es sintomático del negocio que se mueve alrededor de las grandes figuras del futbol global.

¿Se imaginan una selección de fútbol europea compitiendo en un Mundial? ¿Sería rentable en términos económicos e identitarios? ¿Qué puede aportar el deporte a la construcción de una identidad europea? ¿Se imaginan a Cristiano, Ibraimovic, Ribéry, Iniesta, Villa o Gerrard defendiendo los colores de la elástica comunitaria, poniéndose firmes antes de los partidos cuando suene el Himno de la Alegría?

Teniendo en cuenta que estamos ante un deporte de masas, sería increíblemente rentable para despertar pertenencias y para generar compromisos. Aunque habría también que preguntarse si una marca “europea” sería jugosa en términos publicitarios.

Sentimiento europeo
Sentimiento europeo

¿Hablamos, en cualquier caso, de una utopía?


[1] Sobre la cuestión del fútbol y las identidades locales véase Walton, J.K & CaspisteguiGorasurreta, F.J. (2001). Guerras danzadas. Fútbol e identidades locales y regionales en Europa. Navarra: EUNSA.

[2] Se trata de la tesis defendida en un trabajo titulado El fútbol une al mundo: Una improbable teoría de la globalización (6 mayo, 2006).

Anuncios

11 thoughts on “¿Se imaginan una selección de fútbol europea?

  1. Como futuro politólogo creo que el reforzamiento de la identidad dependería también de los triunfos que cosechase esa hipótetica selección española te recomiendo el libro “Etnocentrismo” del sociólogo y profesor italo-argentino Carlos Barbé.

  2. Yo creo que no estamos ante ninguna utopía.

    Es muy interesante tu planteamiento pues está planteado en el marco real de la sociedad en la que vivimos…y que nos muestra contantemente esas masas enfervorecidas…a nivel particular no lo entiendo…Pero lo que cuentan son las mayorías

    Seguro que UNA SELECCION DE FUTBOL EUROPEA…contriburía increiblemente a conocer Europa…parece insólito, pero es cierto…Caasi siempre fueron insólitas o poco comunes los mecanimos de las sociedades para producir cambios relevantes…

    un saludo

  3. Una Selección Europea de Fútbol, seria estupendo. Como contrapunto debirian formarse las Seleciones de Asia, Ameria, Africa y Oceania. Estas Selecciones se jugarian la Copa de la Tierra. Un Sueño que no por serlo se convierte en Imposible. Una Utopia perfectamente realizable, ¿acaso no necesitamos metas difíciles?.

  4. Hola amigos, os remito a Pascal Boniface, Director del IRIS (Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas) de París. Es experto en lo que él viene denominando la Geopolitica del balon. Se trata de un analisis de la politica internacional a traves de una interpretacion del deporte actual.

  5. Acabo de descubrir este blog y quiero decir a su autora que me he llevado una grata impresión. Seguiré visitándolo aunque lamento comunicar que no haré lo mismo en los comentarios. El tal “sake” no sé si es un troll consentido pero la verdad es que echa para atrás a muchos posibles comentaristas porque podemos temer que la verborrea insufrible de este señor pierda nuestros comentarios en ese mar de autocomplaciencia digital que tiene el tal “sake”.

    No soy nadie para decirte, amiga bloguera, como tienes que llevar un blog, faltaría más. Pero es una pena leer tus entradas de una enorme calidad y que invitan a participar pero cuando uno lee los comentarios se te quitan las ganas.

    Al tal “sake” le digo que es mejor contenerse un poco que aprovechar la gentileza de la autora de este blog para dar rienda suelta a comentarios a diestro y siniestro.

    • Hola Encarna. Gracias por la respuesta. En realidad ya digo que tú eres la única que debe decidir qué clase de blog quiere. Sólo era una apreciación personal de alguien que se ha dado cuenta de que de 29 mensajes que había en esta entrada 23 eran de la misma persona. A muchos lectores estas cosas nos retrae de participar porque parece como si alguien hubiera monopolizado este espacio para sus propias divagaciones.

      Lamento que parezca ofensivo lo de “troll” pero te puedo asegurar Encarna que el 90% de la gente que viese algo así en su blog lo tacharía como tal.

      De todos modos si a la creadora no le molesta yo no soy nadie para decir nada. Optaré por la lectura de las entradas y sin problemas 🙂

  6. Estoy de acuerdo con Pedro (a uno se le quitan las ganas de leer los comentarios de la gente al ver 25 entradas de Sake cada dia). Por que no hace Sake su propio blog?

  7. Buenas tardes.
    Yo propondría, tal y como han hecho otros, que aparte de la Selección Europea se creasen la Asiática, la Oceánica, la Americana del Norte, la Americana del Sur, la Africana y una última, que bien podría ser la campeona del mundo de fútbol, el campeón del Mundial de Clubes o quizás, las selección de Niños.

    Un saludo,
    Víctor

  8. Antiguamente se hacia una Selección de Europa que enfrentaba a la Selección de América, generalmente el partido era una vez terminado el mundial y en ocasiones antes de estos.

    América Todos Los Tiempos.

    – Pato Fillol
    – Djalma Santos
    – Elias Figueroa
    – Daniel Pasarella
    – Hector Chumpitaz
    – Obdulio Varela
    – Diego Maradona
    – Zico
    – Garrincha
    – Pelé
    – Romario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s